Origen ideológico de los room escape

Porwebbing 2 años Atrás2Comentarios
Inicio  /  Room Escape  /  Origen ideológico de los room escape
origen-escape-rooms

Hoy queremos mostraros cuál es el origen ideológico de los room escape, es decir, en qué nos hemos basado a la hora de crear esta mágica ambientación que absorbe a grandes y pequeños.

¿En qué consiste este juego de escape?

El room escape como lo conocemos en la actualidad consiste en, mediante el uso de pistas y la resolución de enigmas, escapar en un tiempo determinado de una habitación en la que se da una situación ficticia que nos hace involucrarnos en la experiencia.

¿En qué está basado el room escape?

Las sesiones de room escape tal y como las conocemos hoy día tienen un origen ideológico que data, nada más y nada menos, y tal como veréis a continuación, de la década de los 70.

Libros

Hace ya muchos años desde que los libros enigma estuvieron de moda. Hablamos de aquellos libros que incluían papeles de diferente tipo y tarjetas, de manera que superpuestos hiciesen posible la lectura de mensajes secretos, como adivinanzas o códigos. También eran necesarios los dados en algunas interacciones que daban lugar a eventos aleatorios (aunque según lo vemos ahora, bastante limitados).

En definitiva, durante la lectura se intercalaban enigmas que había que superar de distintas maneras. Por ello, podemos afirmar que la literatura fue la precursora de este tipo de divertimento.

Estos libros eran la ilusión de mayores y pequeños pues, normalmente se compartían, creando un bonito vínculo paternofilial o fraternal. De esta manera, la intriga se iba apoderando también del público más adulto, por lo que se empezó a demandar la creación de enigmas más ajustados a la mentalidad de estos.

Ordenadores

Las primeras computadoras no militares ya permitían disfrutar de juegos de aventura que, inmediatamente después, se combinaron con la literatura para satisfacer las necesidades del público adulto.

De esta manera aparecieron los primeros y más básicos juegos de rol, llamados aventura conversacional, donde únicamente tenías una pantalla con texto que te describía una situación y donde tú introducías, también mediante texto, la acción precisa que querías que realizase tu personaje.

Estas acciones, por supuesto, eran bastante básicas y se combinaban con objetos del entorno narrado para abrir puertas, cajas, cofres, encontrar otros objetos, etc. En definitiva, interactuar con el espacio que el juego te ofrecía para avanzar.

El primer juego de este tipo apareció en el año 1976. Se llamaba Colossal Cave Adventure y trataba sobre una visita a las cuevas del Parque Nacional de Mammoth en Kentucky.

4 años más tarde, ya habían aparecido juegos tipo escapismo que incluían gráficos estáticos, enriqueciendo notablemente la experiencia.

Durante los siguientes años se crearon muchos otros juegos similares. Sin embargo, la época dorada de este tipo de ocio fue la década de los 90, que ofreció verdaderas joyas de rol de escapismo como Day of tentacle o The Secret of Monkey Island.

The secret of Monkey Island

Literatura y aventura

Aunque en la actualidad los enigmas son el aspecto que más se destaca a la hora de dar a conocer el escape room, lo cierto es que en su origen estos no tienen demasiada importancia.

Lo que realmente destaca es su aspecto literario, la capacidad de utilizar la lectura de una manera diferente. Tras ello, la computación, los juegos y la inclusión del vídeo nos hicieron acercarnos más a la imagen que tenemos a día de hoy de las salas de escapismo.

Es por este motivo por el que en el room escape se trabaja tanto la ambientación, intentando conseguir crear en el jugador una motivación para entrar y salir, viviendo realmente una historia que antes era redactada y que ahora hemos conseguido hacer real en nuestras salas de escapismo.

 

Fuente: Escape Room Fanatic

Categoría:
  Room Escape
este post Fue compartido 0 veces
 000

2 Comentarios

Dejar un Comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies