Jugadores “malignos” para un room escape

Porwebbing 2 años AtrásSin Comentarios
Inicio  /  Room Escape  /  Jugadores “malignos” para un room escape
jugadores-room-escape

Ten cuidado con quien compartes tus partidas del juego de escape o room escape, es posible que no “salgas vivo” de la habitación.

El room escape se trata de una una actividad de ocio, es un juego en vivo que consiste en descifrar enigmas, siguiendo una serie de pistas, para resolver un misterio y poder salir de la habitación donde te encuentras. Pues bien, si por casualidades de la vida te toca jugar con los peores jugadores para un room escape ten por seguro que la dificultad del juego se verá multiplicada -y no enriqueciendo la experiencia, créeme-.

Enemigos del room escape

Hasta que no participes en un juego de escapismo y no te encuentres en situación no podrás reconocer a este tipo de jugadores, pero al menos te vamos a ayudar a que los conozcas mejor. Además, es posible que, sabiendo cuáles son algunas de sus características, puedas reconocer a los peores jugadores para un room escape antes de comenzar a jugar, sólo conociéndolos. Eso sí, nosotros no nos hacemos responsables de tu acierto o error a la hora de juzgarlos.

La tortuga

Se trata de la persona que está ahí (en la sala de escape) porque tiene que estar. Los motivos para que sea tan pasiva pueden ser varios, por ejemplo, su timidez o el temor a decir algo que pueda parecer absurdo, pero también aspectos como ser el que faltaba para completar el grupo, acoplarse a última hora o simplemente querer pasar tiempo con el resto de acompañantes.

Por lo general, este jugador se mostrará pasivo, interactuando lo mínimamente posible y sólo en momentos en los que considere que su aportación es realmente productiva; no, no experimenta ni elucubra, sólo habla si lo tiene claro, y esto no suele ocurrir, pues, para comprender y desarrollar este juego de escape hay que relacionarse con el entorno -no nos suele aparecer desde el cielo un mensaje revelador-.

El carcelero

Se trata de una persona obsesionada con los candados. En cuanto entra a la habitación los divisa, los examina y se dedica exclusivamente a intentar abrirlos uno tras otro, buscando combinaciones y pistas en cualquier sitio, incluso en el número de zapato del Game Master. La finalidad de este jugador es hacerse con todos -como si de pokémons se tratase- pasando por alto el resto de adivinanzas, jeroglíficos, y demás que el juego de escapismo tiene . Es decir, es una persona que se ciega tratando de conseguir el éxito fácil y no sabe ni quiere ver más allá.

Venido de otro planeta

Este jugador, de manera sistemática, desechará las respuestas más evidentes de los acertijos, proponiendo hipótesis mucho más rebuscadas para las pistas, de las que ni siquiera se usan en partidas para niveles avanzados de escape room. Lo peor de todo es que suele conseguir meter esas ideas en la cabeza de sus compañeros alejándose de una realidad mucho más sencilla y evidente.

Realmente, este tipo de jugador puede suponer un problema porque el cerebro se acostumbra a buscar soluciones divergentes y se olvida de cómo actuar de manera más simple.

El megáfono

Como ocurría con el anterior, la presencia de este tipo de jugador y su repercusión en el trabajo en grupo puede ser determinante. Se trata de alguien que comienza el juego dispuesto a ir a por todas. Le gusta ser el centro de atención y mover los hilos. Si lo consigue, el resto de jugadores, sin darse cuenta, estará limitándose, dejando la responsabilidad en esta persona que, por si fuera poco, suele pasar por alto las mejores pistas o simplemente dejarlas olvidadas, las cuales son clave para conseguir la solución del juego de escape. Si el equipo le sigue ciegamente, nadie se dará cuenta de la importancia de un elemento de la habitación simplemente por él lo ha pasado por alto. Existe una frase hecha que viene perfecta para este jugador: “mucho ruido y pocas nueces“.

Estos son los peores jugadores para un room escape que te puedes encontrar, si bien, aseguramos que no son los únicos. Los hay quienes no dan pie con bola, quienes abren candados sin seguir las pistas, quienes se ponen a hablar sin control con el Game Master, etc.

Sin desmerecer a nadie, a la hora de elegir compañeros para tu experiencia escape room, ten en cuenta las “cualidades” de cada jugador que hemos descrito, y por otro lado también infórmate de los tipos de room escape.

Categoría:
  Room Escape
este post Fue compartido 0 veces
 000

Dejar un Comentario

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies